Vamos a hablar de las estufas de leña, pero en primer lugar, aprovecho para felicitaros el año nuevo 2024 a todos y deseo que venga lleno de buenos momentos. Cargado de buenas experiencias repletas de autenticidad y desconexión.

Éstos primeros días de año han venido, como es normal, acompañados de una caída de las temperaturas. Tanto es así que hemos aprovechado para «cambiar ligeramente la estructura» de dos de nuestras casas; La Tasca (foto principal) y el Casillón2. Hemos acercado los sofás a las estufas para disfrutar al máximo de las llamas y dar cierto toque romántico a nuestras estancias… Y esto también nos ha dado pie a escribir esta entrada en el blog, en relación a las estufas de leña que tenemos en cada una de nuestras casas flag 3 icon

En otra ocasión anterior, en el post relacionado con la sostenibilidad, os comenté que utilizamos leña de nuestra finca y que minimizamos al máximo el impacto ambiental utilizando leña más menudita y «fusca» y yescas, así como piñas y cortezas para los primeros encendidos, habiendo eliminado por completo el uso de pastillas sintéticas para favorecer la combustión. Pero vamos más allá en nuestro compromiso y responsabilidad ambiental y es que también hemos prescindido por completo de los productos químicos para la limpieza de los cristales de las estufas: aplicando un truco que nos enseñaron en otro alojamiento chulísimo en el que estuvimos en 2021 que os voy a explicar detalladamente… heart leaf 2 icon

Se trata de un método súper respetuoso con el medio ambiente ya que consiste en la única utilización de las propias cenizas una vez esté fría la estufa. Sin utilizar productos de limpieza químicos y nocivos ni malgastar toneladas de papel de cocina o de periódicos. Y, aunque parezca increíble: ¡funciona! os lo detallo a continuación para que podáis utilizar esta misma técnica vosotros en vuestras casas:

  1. Mojamos un estropajo de fibras naturales en agua (encontraréis uno específicamente para esto en cada casa)
  2. Lo embadurnamos de las cenizas frías que hemos recogido en el cubo
  3. Frotamos el cristal en movimientos circulares
  4. Repetimos si necesario: agua + cenizas + movimientos circulares
  5. Enjuagamos por completo el estropajo y dejamos el cristal limpio llevándonos cada resto
  6. Secamos con un papel o un trapo
  7. RESULTADO ÓPTIMO GARANTIZADO sin químicos ni despilfarro ____ refresh icon
Desde que usamos este método estamos muy satisfechos, no sólo por el resultado, sino también por actuar en acorde a nuestros pensamientos y por ser al máximo respetuosos con nuestro medio ambiente y comprometidos con el bienestar de nuestro entorno, como miembros del Club de Ecoturismo en España (marca soy ecoturista) desde junio del 2022 leaves icon

Os invito a probarlo y a contarme qué os parece. Y, por supuesto, quedo a vuestra disposición para cualquier consulta o sugerencia download icon

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad